¿Estas empeñado en mejorar tus condiciones físicas? ¿Has decidido entrenar en la cinta de correr? Sea que tienes tu propia cinta en casa, o vayas a usar la del gimnasio, debes aprender cómo usar la cinta de correr.

¡Bienvenido al curso relámpago para principiantes en la cinta de correr!

Primeros pasos para usar la cinta de correr

No, no se trata de subir, sin más, y echar a correr. Aquí te resumo los principales pasos que tienes que hacer antes de subirte a la cinta.

  1. Lee el manual: Si has comprado tu propia cinta de correr para entrenar en casa, comienza por estudiar detalladamente el manual de instrucciones. Nadie conoce mejor una máquina que su fabricante. Pon especial atención a la parte de las advertencias, las cintas de correr no son todas idénticas, y debes dominar las características específicas de la que tú tienes.
  2. Conoce el panel: Identifica bien los botones, interruptores, todas las partes del panel de mando. Nunca oses subirte a la cinta sin saber qué botón debes oprimir en cada ocasión. ¡La cinta en movimiento no es el lugar para improvisaciones!
  3. Mírala funcionar: Enciende la cinta y ve probando las distintas velocidades, sin subir aun. Este paso tiene el propósito de que, cuando ves en el panel “velocidad 1, 2, 3…” tengas una idea real de a qué se refiere.

Primera vez en la cinta de correr

La primera vez que subes a una cinta de correr tiene su protocolo. Experimentarás algo nuevo. Debes seguir estas instrucciones:

  • Asegúrate de que la cinta esté en modo llano.  Los distintos grados de pendiente que la cinta puede adoptar los probarás más adelante.
  • Échala a andar en la velocidad más lenta, ¡y sube!
  • Sujétate de la barra. Después, cuando establezcas tu ritmo de carrera, deberás soltar la barra, porque el balanceo de brazos es necesario, pero, al subir, sujétala.
  • Comienza a correr, adaptándote a la velocidad de la cinta.
  • No mires hacia abajo. Esto es algo que te costará un poco de trabajo al principio lograr. El instinto te llevará la vista hacia la estera. Poco a poco lo irás dominando.
  • Para bajar de la cinta, debe ser también con la mínima velocidad. Así que, si durante el entrenamiento variaste la velocidad, lo cual harás, recuerda volver a la inicial antes de bajar.
  • Cuando bajes de la cinta, no camines de inmediato. Quédate unos instantes parado en el suelo firme. Así evitas sentir mareos.

Cómo distribuir el tiempo en la cinta de correr

Hay muchísimas rutinas de enteramiento en cinta de correr que puedes aplicar. Sin embargo, de manera general, el entrenamiento se distribuye así:

  1. Calentamiento: 10 min
  2. Carrera lenta.
  3. Carrera rápida: 5 min

Veamos esto al detalle:

Calentamiento

Estos 10 minutos son súper importantes. Harás ejercicios simples, para preparar los músculos para el esfuerzo venidero. Nunca dejes de hacerlo, no te arriesgues a sufrir lesiones. Incluye ejercicios respiratorios, para alistar tus pulmones.

Carrera lenta

Si te fijas, verás que en este punto no coloqué un tiempo definido. La razón de eso es la siguiente: En todas las rutinas, el calentamiento y la carrera rápida duran lo mismo, sin embargo, la fase del medio no.

La carrera lenta comienza cuando subes a la plataforma deslizante, cosa que, como te expliqué antes, siempre debes hacer con la mínima velocidad. Si quieres, una vez que agarres el paso, puedes aumentar un poco la velocidad, pero, mantente dentro del rango de la marcha lenta.

Si eres principiante, dale a esta fase una duración entre 15 y 20 minutos. Según vayas entrando en forma, aumentas esta fase a 30 o 40 minutos. Los habituales corredores en cinta suelen mantener este tiempo en 60 minutos. Poco a poco. Tu propio cuerpo irá demandando más.

Esta es la fase de la rutina en la que se trabaja la musculatura, se suda, y se queman calorías.

En esta fase puedes introducir variaciones: Cambiar de zancada frontal a lateral, combinar la carrera con sentadillas, planchas, etcétera. Claro que esto precisa que hayas ganado habilidad en subir y bajar de la plataforma en movimiento.

En este tiempo puedes también usar las opciones de pendiente o inclinación de la cinta de correr.

Carrera rápida

En estos 5 minutos aumentas la velocidad, para trabajar cardio. Es el tiempo en que exigirás más de ti, por eso es corto.

¿Listo para lidiar con la cinta de correr?

La cinta de correr se convertirá en tu mejor aliada. Ahora que ya sabes las instrucciones preliminares, comienza.  La habilidad la irás adquiriendo por el camino. ¡A entrenar!

Deja una respuesta